Apágalo!

Es un clásico Trendlover! Dejar de fumar es uno de los propósitos más populares de año nuevo, aunque pocas veces lo cumplimos. Pero si de verdad te hiciste el firme propósito y estás listo para comenzar, estos remedios naturales pueden ayudarte en el proceso.

 

ANTES DE COMENZAR:

 

  • Elige una fecha real: no tiene que ser a fuerza la primera semana del año. El propósito lo tienes y eso es lo importante. Ahora piensa en cuál será una buena temporada para ti, con menos estrés de trabajo, menos compromisos sociales y con mayores probabilidades de controlar tus nervios. Elige la fecha y ponla como meta, entonces comienza poco a poco a disminuir la cantidad de cigarros al día, para que cuando llegue la fecha que te fijaste, la tarea de dejar de fumar sea menos difícil.

 

  • Si ya comenzaste el proceso de dejar de fumar, una buena idea es evitar situaciones y lugares que te provocan el deseo de fumar, como tomar alcohol o café, salir a tomar algo con amigos es un fuerte estimulante; o en general cosas que acostumbras hacer acompañado de un cigarro (puede ser leer una revista o hasta ir al baño)…. No es que tienes que dejar de hacer todas esas cosas, pero estar consciente de que son actividades que acostumbras acompañar de tabaco, te ayudará a manejarlo mejor y afrontarlas sabiendo lo que te espera, y entonces tener a la mano un remedio para calmar las ganas.

 

  • Infórmate de todos los beneficios que obtendrás por dejar de fumar: mejor condición física, mejor olfato, un aroma más agradable de tu ropa (y de ti!). Infórmate también de todos los daños que causa a la salud el tabaquismo. Estando consciente y muy bien informado, tendrás más estímulos para cumplir tu meta.

 

  • Haz cuentas del dinero que te ahorrarás en cigarros y planea qué hacer con ese dinero al cabo de 6 meses.

 

 

HIELO O CÍTRICOS

Cada vez que sientas necesidad de fumar un cigarro, ponte en la boca un cubo de hielo o un gajo de naranja, mandarina o limón. Cualquiera de estas opciones modificará de inmediato la sensación en tus papilas gustativas y sentirás cómo desaparece el antojo del tabaco.

 

REGALIZ

El regaliz en su forma pura es como un bastoncito que puedes llevar contigo y chupar o masticar cada vez que se te antoje un cigarro.

COLA DE CABALLO

Muchas personas utilizan chicles o parches con nicotina para calmar la ansiedad de querer fumar. Bueno, pues la hierba Cola de Caballo contiene una dosis muy baja de nicotina que puede ayudarte a disminuir poco a poco la cantidad de cigarros que fumas al día.

 

ACEITES ESENCIALES

Trae contigo un pañuelo al que le pondrás aceite esencial de eucalipto, tomillo o lavanda. Cuando tengas ganas de fumar, huele el pañuelo algunos segundos. Esto te ayudará a que pasen las ganas de ese cigarro que querías prenderte.

 

TÉS CONTRA LA ANSIEDAD

A veces el sabor del cigarro no es lo que extrañas, sino la sensación de calma que te produce fumar. Así que calmar esos nervios puede ser de gran ayuda. Infusiones de valeriana, tila o pasiflora son un buen remedio natural contra la ansiedad y te ayudarán a superar el síndrome de abstinencia.

 

PARA EL SÍNDROME DE ABSTINENCIA MATUTINO:

Durante toda la noche el nivel de nicotina en sangre baja y seguramente te despiertas con unas ganas incontrolables de prenderte un cigarro. Para vencer la necesidad:

  • puedes tomar en ayunas una taza de agua caliente con el jugo de medio limón
  • también puedes preparar esta agua medicinal:

 

Ingredientes:

1 limón

1 naranja

1 zanahoria

1 cucharadita de ginseng

1 cucharadita de jengibre en polvo

1 cucharada de semillas de uva

1 litro de agua

3 cubos de hielo

 

Preparación:

Exprime el jugo del limón y de la naranja. No tires las cáscaras.

Muele la zanahoria y mézclalo con el jugo de limón y naranja y el resto de los ingredientes. Añade las cáscaras de naranja y limón.

Toma esta agua por las mañanas cuando te levantes.

 

 

 

 

JARABE PARA DEPURAR TUS PULMONES

Ingredientes:

1 cebolla

½ litro de agua

1 cucharadita de cúrcuma

1 pedacito de jengibre

2 cucharadas de miel

 

Preparación:

Hierve el agua y añade la cebolla partida en cuartos. Añade el jengibre, la cúrcuma y la miel.

Deja cocer a fuego bajo durante 35 a 40 minutos, hasta que obtengas una consistencia de jarabe.

Deja reposar. Cuélalo y guarda este jarabe para tomar dos cucharadas todas las mañanas.

 

 

 

Etiquetas: , , ,