Oro gastronómico

Trendlovers! Les traigo algo tan caro como el oro y es comestible… se trata de las trufas, y para hablar de ello, vino al programa Jesús Ariel de Trivio, experto importador de trufas italianas, francesas y españolas. Si no tuvieron oportunidad de escucharlo, les dejo aquí el podcast del programa.

 

Las trufas son los frutos de los hongos que nacen y viven bajo la tierra. Crecen de manera espontánea sobre las raíces de algunos árboles y plantas arbóreas y establecen una relación simbiótica (tanto el árbol como la trufa se benefician de estar juntos).

 

En la naturaleza existen alrededor de 100 tipos de trufas, pero sólo 9 de estas son comestibles. Para reconocerlas correctamente es fundamental que la trufa esté madura.

Para recolectar trufas es necesario tener un permiso que se obtiene con un examen previo, y la recolección debe efectuarse de acuerdo con la ley y con la ayuda de un perro adiestrado para tal propósito.

 

Existen cuatro parámetros para que un recolector reconozca las trufas:

  • El perfume característico de cada tipo de trufa.
  • El aspecto externo.
  • El aspecto interno.
  • El periodo de recolección, pues cada tipo de trufa tiene un periodo específico de maduración y recolección.

Encontrarlos no es tarea fácil, se requiere del afinado y muy entrenado olfato de un perro, además de que no se dan en abundancia y de que no todos son comestibles, por lo que su rareza, el conocimiento del recolector, así como su delicadeza para ser almacenados y transportados hacen de las trufas un producto de la naturaleza altamente costoso.

 

FUENTES: fortunatiantonio.it, cercatartufo.it
Etiquetas: , ,