Sí, me acepto

Dicen que en la guerra y en el amor todo se vale. Bueno, pues parece que los italianos siguen este dicho a rajatabla Trendlovers!

La tendencia en Italia parece ser que la gente se casa sola. Este año ya van dos los que se juran amor eterno a sí mismos. ¿Será que la pasta en ese país contiene algo extraño? Hace cinco meses, Nello Ruggero, originario de Nápoles decidió que él mismo es el amor de su vida y se organizó una boda espectacular. Dice que lo hizo sobre todo por sus padres, que ya son ancianos y deseaban ver llegar este día… Y bueno, ¡él se los cumplió!

 

Lo que parecía ser algo insólito, y tal vez irrepetible, era una idea que bailaba desde hace unos años en la cabecita de otra italiana, quien para entonces ya estaba enfocada en los preparativos de la boda que celebró apenas hace unos días.

Laura Mesi celebró su boda, sí: SU BODA, la de nadie más. Vestido blanco, lanzamiento de ramo, 70 invitados, todo un fiestononón con pastel de tres pisos, sobre el cual sólo posaba una muñequita de fondant porque la boda era sólo de Laura. Laura consigo misma, Laura y Laura hasta que la muerte las separe. “Hace algunos años decidí que si para cuando cumpliera 40 años, todavía no habría encontrado a mi alma gemela, yo me casaría sola”, dice Laura… “Creo firmemente que cada uno de nosotros deba amar sobre todas las cosas a sí mismo. Se puede vivir un cuento de hadas incluso sin el príncipe azul. Si mañana encuentro un hombre con quien proyectar el futuro, estaré contenta, pero mi felicidad no dependerá de él”.

Lamentablemente, este matrimonio no tiene ningún valor legal ni religioso, y fue un amigo quien ofició la ceremonia. Aunque como van las cosas, pronto veremos a algunas personas manifestándose por “el derecho de casarse consigo mismos”.

“Gasté más de 10 mil euros (…) y con dinero regalado por mis amigos cubrí los gastos del banquete”, dice Laura sobre esta boda que organizó de principio a fin ella sola. Y no todo acaba ahí Trendlovers! Al día siguiente de la boda, donde prometió amarse a sí misma toda la vida y recibir con amor a todos los hijos que la naturaleza quiera darle, Laura partió a su viaje de luna de miel a Marsa Alam, en Egipto.

Hasta aquí, todo bien… Algo raro, pero todo bien. Aunque yo me pregunto: ¿Qué pasará el día que quiera divorciarse? ¿A quién se le quedará la casa? ¿Habrá sexo reconciliador después de cada desacuerdo?

 

FOTOS: FACEBOOK

1 Comment

  • Reply
    Coleman
    20 octubre, 2017 at 9:11 am

    It’s really a nice and useful piece of info. I’m satisfied that you just shared this useful info with us. Please keep us up to date like this. Thanks for sharing.

  • Leave a Reply